PROCEDIMIENTOS ECOGUIADOS EN LOS TENDONES

El tendón es una estructura fibrilar que conecta los músculos al hueso. Es capaz de transferir la carga mecánica generada por el músculo al hueso para estabilizar una articulación o inducir el movimiento. Para comprender su apariencia ecográfica, es importante conocer su estructura histológica. El tendón es aproximadamente un 70% de agua. Su masa seca está formada principalmente por colágeno dispuesto en fibrillas, ellas mismas organizadas en fascículos que, la mayoría de las veces, corren paralelos al eje del tendón. Esta compleja estructura contribuye a su resistencia: un tendón de 1 cm2  puede soportar una carga de hasta una tonelada. Los fascículos están rodeados por tejido conectivo, el peritoneo, que se extiende entre los fascículos para formar el endotenón y contiene los nervios y vasos. Ciertos tendones, sometidos a importantes curvas, están rodeados por una vaina sinovial. Este es el caso, por ejemplo, de los flexores de los dedos, los tendones extensores de las muñecas o los tendones perimaleolares. Por el contrario, los tendones de Aquiles, los tendones del epicóndilo o los tendones del cuádriceps no tienen vaina sinovial.

 

La entesis, del griego «entesis», es el área de unión al hueso de tendones, cápsulas de ligamentos o ligamentos. Esta es una zona de transición donde el tendón es reemplazado gradualmente por fibrocartílago, luego fibrocartílago calcificado antes de convertirse en hueso.

tendón de aquiles

ASPECTO ECOGRÁFICO DE LOS TENDONES Y SU PATOLOGÍA

Los tendones, al igual que su zona de inserción a nivel de la entesis, son el lugar de lesiones que pueden ser traumáticas, degenerativas, por sobreuso o inflamatorias. La obtención de imágenes es fundamental en la evaluación de estas lesiones y la ecografía es  una herramienta de elección dado el alto contenido de agua de los tendones. El análisis de las lesiones tendinosas por ecografía es particularmente fácil para los tendones superficiales, pero para los tendones más profundos como los de la pelvis es más difícil. La exploración también es más delicada en pacientes obesos o diabéticos.

 

En la ecografía, el tendón aparecerá como una estructura fibrilar, bien delimitada y ligeramente más ecogénica (más blanca) que el tejido adiposo (figura 1).

El examen de un tendón patológico (Figura 2) revelará una pérdida de estructura fibrilar homogénea con un tendón que tomará un aspecto hipoecoico (más oscuro) y puede engrosarse de manera localizada o difusa. Los contornos a menudo están mal definidos y el tendón puede ser el sitio de actividad patológica Doppler. La ecografía también puede identificar fácilmente roturas de tendones, ya sean parciales (imagen anecoica visible en dos planos ortogonales, a veces acompañada de adelgazamiento del tendón) o completas con pérdida de la continuidad y retracción del tendón. También podemos ver calcificaciones o, más raramente, un tofo intra tendinoso. En su inserción (entesis), la ecografía puede revelar erosiones óseas (interrupción de la corteza visible en dos planos ortogonales) o calcificaciones (imagenes hiperecoica a menudo con un cono de sombra). Finalmente, las entesopatías pueden ir acompañadas de bursitis, también fácilmente identificadas mediante un examen ecográfico.

Desde  el punto   de   vista  ecográfico  las lesiones tendinosas  se   pueden    clasificar  según su   evolución en  tendinopatías  ó tendinosis  aguda    y tendinosis  crónica. Las tenosinovitis   son  las lesiones  de los tendones  que se rodean  de  vaina  sinovial .  Las  roturas  tendinosas pueden  ser parciales  o  completas.

Tendón del subescapular

Figura 1

Tendon del subescapular ecogenico en relacion a tejido subcutaneo.

tendinosis rotuliana con calcificaciones

Figura 2

Tendinosis rotuliana con calcificaciones proximales con sombra acustica posterior.

TÉCNICAS DE TRATAMIENTO

  ecografía  dirigida  nos permite   aplicar   inyecciones  de    corticoesteroides, colágeno ó acido  hialurónico, así como tratamientos  más novedosos como el plasma  directamente  en las   bolsas sinoviales  ó en las   vainas  tendinosas,  accediendo  directamente   a la  estructura lesionada    y evitando  las consecuencias  de las  infiltraciones   tradicionales  “ a  ciegas”  como la  extravasación del   fármaco   fuera  de la lesión  con  la  consecuente  pérdida de   eficacia. 

Los  factores  plaquetarios  que contiene el plasma ,  son  una serie  de   sustancias   segregadas por los   gránulos alfa  de las plaquetas,   con   efecto  local  antiinflamatorio y de reparación del tejido lesionado. Se suelen  poner   3  infiltraciones  como  tratamiento  completo separadas  15 días entre ellas bajo control  ecográfico  directo.  

El  ácido  hialurónico  (AH) es un polisacárido     del  tipo de los   glucosaminoglucanos  con una   función estructural y está  muy presente en  el  líquido sinovial  que  nutre al tendón . Las infiltraciones  peritendinosas  con este ácido son  una   opción terapeútica  eficaz   para  las tendinopatías crónicas.  

El  colágeno   hidrolizado de bajo  peso molecular actúa  como un  refuerzo   directo  del tendón y de su estructura dañada, contribuyendo a  una reducción del dolor  y a una recuperación  funcional más  rápida. El tratamiento consiste en   2 infiltraciones  realizadas con   10 días de diferencia, una   vez identificada bajo  ecografía la  zona  dañada. 

Reserva de Citas

puedes localizarme en los siguientes centros

Centro Médico FisioAvanza

918 102 111

Valle del Roncal S/N Villanueva de la Cañada 28692, Madrid

Precios reducidos para los socios de UP CENTER

up center